Respondiendo A Tu Rival

 
4B Spanish.jpg

1 Samuel 17:32-37
32 Entonces David le dijo a Saúl:
―¡Nadie tiene por qué desanimarse a causa de este filisteo! Yo mismo iré a pelear contra él.
33 ―¡Cómo vas a pelear tú solo contra este filisteo! —replicó Saúl—. No eres más que un muchacho, mientras que él ha sido un guerrero toda la vida.
34 David le respondió:
―A mí me toca cuidar el rebaño de mi padre. Cuando un león o un oso viene y se lleva una oveja del rebaño, 35 yo lo persigo y lo golpeo hasta que suelta la presa. Y, si el animal me ataca, lo agarro por la melena y lo sigo golpeando hasta matarlo. 36 Si este siervo de Su Majestad ha matado leones y osos, lo mismo puede hacer con ese filisteo pagano, porque está desafiando al ejército del Dios viviente. 37 El Señor, que me libró de las garras del león y del oso, también me librará del poder de ese filisteo.
―Anda, pues —dijo Saúl—, y que el Señor te acompañe.

Sé que algunas de ustedes han tenido un rival que haya entrado en su mundo. Estás justo en la cúspide de algo que Dios quiere hacer en tu mundo para aumentar tu esfera de influencia, y cómo respondes a tu rival importa.

Todos los años voy a la conferencia de mi pastora, la Pastora Leanne Matthesius, quien es la anfitriona de la Conferencia Cherish. Desde el momento en que puse un pie en suelo americano, me he asegurado de siempre estar allí para recibir. Un año me agarró y profetizó algo sobre mí. Dijo que un espíritu de miedo, como un Goliat, había entrado en mi mundo y se había levantado para oponerse a mí. Pero ella dijo: La fe de Dios te ayudará a matarlo. Esas palabras se han quedado conmigo. 

Después de esa sesión, Lisa Bevere, que también estaba en esta conferencia, me aparto hacia un lado y me dijo: "Los Goliat son necesarios en el viaje para Dios darte mayor influencia." Esas son el tipo de palabras que han sido estampadas en mi espíritu y han cambiado cómo veo la rivalidad en mi mundo. Estos fueron momentos claves de revelación para mí que me hicieron darme cuenta que los rivales no siempre son malos. Ellos van a desafiarme. Ellos van a mostrarme de lo que estoy hecha. Ellos van a hacerme evaluar el contenido y los problemas de mi corazón. Y hay una obligación de mi parte para responder de la manera correcta.

En la escritura anterior, David no respondió con el miedo del hombre, como todos los demás. David respondió con la fe de Dios. Sé que como sea que se vea el rival en tu mundo, serás capaz de responder en la fe de Dios. Cuando pones la palabra de Dios a trabajar en tu mundo, nunca estarás decepcionada. Él tiene un camino y una promesa para ti que nadie más puede cumplir. La promesa de los israelitas dependía en que David saliera a posicionarse de su promesa. Todos estamos intrincadamente conectados. En un mundo que idolatra el individualismo, nosotros, como iglesia, necesitamos modelar lo que es ser sometidos unos a otros, amarnos unos a otros, venir juntos y alentarnos mutuamente en las promesas de Dios para nuestra vida.

Todos necesitamos cuidar la espalda de los demás y mutuamente animarnos y así asesinar los gigantes de la rivalidad. 

REFLEXIÓN

  1. ¿Cuál es tu esfera actual de influencia, y cómo la promesa que Dios tiene para ti va a aumentar esa esfera?

  2. ¿Qué se ve en tu vida el responder al rival en tu mundo con la fe de Dios?

ORACIÓN

Querido Dios,

Tu eres el autor de nuestra fe. Gracias por presentar oportunidades para mí para promover el reino, ampliando mi esfera de influencia. Muéstrame lo que significa responder con fe cuando me encuentro con rivales en mi vida. Ayúdame a dejar de lado el miedo, y enfocarme en las promesas que Tú tienes para mí. Yo creo que vendran a pasar!

En el nombre de Jesús,
Amén

 
SpanishKeira Smallcombe