El Código de VIVE Women

 
5C Spanish.jpg

Juan 13:34-35
34 »Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros. 35 De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros».

Si el mundo necesita saber algo en este momento, necesitan saber la existencia de un Dios muy real, y que existió en la forma de Jesús. Ellos sabrán eso a través de ti y de mi, y la forma en que nos amamos unos a otros. Esta escritura detalla un mandamiento muy importante, y no quiero que lo tomemos a la ligera. Pero entonces la pregunta se convierte en esto: ¿Cómo nos ayudamos mutuamente a llevar la promesa sin corrompernos mutuamente en el proceso?

Seamos honestas: Tengo problemas, y tú también los tienes. Todos los tenemos. Todos tenemos frustraciones. Todos podemos ser demasiado celosos. Todos podemos tener problemas de ira. Todos podemos tener ambición. Y todas podemos tener una agenda. Estas son las mismas cosas que corrompen el proceso para nosotros llevar la promesa de Dios para nuestras vidas. De hecho, podemos interferir en el proceso de alguien mas llevando la promesa para su vida.

Creo que algunas de las relaciones frustrantes que tenemos con las mujeres que nos rodean son porque hay más en esta imagen de lo que primero ven nuestros ojos. Las relaciones se infunden con intención y propósito, pero llevan la chispa de la fricción. No quiero que estemos bajo la ilusión de que una vez que hayamos entrado en la casa de Dios nunca vamos a experimentar esto. Cada domingo, experimento la chispa. Cada domingo alguien dice algo que causa un poco de chispa allí. Tú sabes de qué estoy hablando. No has venido a la iglesia por mucho tiempo si no sabes de lo que estoy hablando.

Quiero prepararnos porque la iglesia está llena de gente normal, llena de seres humanos. Todas nos estamos en un viaje para poner nuestras vidas en su lugar. Pero estamos en el viaje, así que todavía no hemos llegado, y las chispas seguirán ocurriendo. Quiero que estemos preparadas y tengamos una respuesta planificada, de modo que cuando suceda, no nos saque de la iglesia, sino que nos construya en el fundamento de la misma.

En Proverbios 27:17 dice: “Como el hierro se afila con el hierro, así un amigo afila a un amigo”. Podemos agradecer a Jesús por la gente de nuestro mundo que despiertan una chispa en nosotras ya que son armas que han sido diseñadas y formadas por Dios, y son su arma de elección para afinarnos, hacernos más fuertes, más sabias y para hacernos amar mejor. Sólo bajo esa restricción de fricción tenemos la capacidad de expandir nuestra capacidad.

La expresión más poderosa de la existencia de Jesús es cuando las mujeres coexisten en amor para dar a luz las promesas de Dios. ¡Eso es un milagro!

Para llegar a ese lugar, voy a darnos algunas claves, algunas reglas de compromiso, para las mujeres que llaman esta iglesia su casa. Lo llamo el Código de VIVE WOMEN.

Primero, deja tus armas y se conviertete en un escudo humano. Las armas hacen daño, lastiman y endurecen los corazones. Pero, como dice 1 Pedro 4:8, "el amor cubre una multitud de pecados." Nuestra parte es amar. La parte de Dios es limpiar. Déjame decirte que Su Palabra es más aguda que mis tijeras. Si empiezo a intentar cortar cosas en tu vida, lo voy a masacrar con esas tijeras. Pero la Palabra de Dios es exacta. Es más cortante que cualquier espada de dos filos - capaz de perforar entre el hueso y la médula, el alma y el espíritu. Puede cortar directamente a la herida. Él puede sacar esa cosa de allí, y Él puede limpiarla todo al mismo tiempo. Esa es la clase de Dios al que servimos.

En Efesios 6 dice que nos ponemos el cinturón de la verdad, la coraza de la justicia, la firmeza del evangelio, el escudo de la fe, el casco de la salvación y la espada del espíritu. Pero no hay nada para nuestra espalda. Es tu trabajo cuidar mi espalda, y es mi trabajo proteger tu espalda. Como VIVE Women, vamos a ser una compañía de mujeres que se protegerán y tendrán guardadas las espaldas la una de la otra. No hay cuchillos en la espalda de nadie aquí. De hecho, estamos quitando los cuchillos.

Como mujeres de Cristo, tampoco jugamos con fósforos dentro de nuestra iglesia. Así como Proverbios 26:20 dice: "Los arrancadores de fuego necesitan leña para hacer fuego" - un chisme nos necesita ser partícipes para traer la división. Necesitamos resistir el ser la madera para el fuego de alguien. La mejor manera de hacerlo es amarnos unas a las otras y regar todo con la gracia de Dios.

Es la gracia sobre una situación la cual extingue el fuego de la división.

En esta casa, vamos a ser mujeres que siembran la gracia, y vamos a sembrar mucho. Cuando sentimos que no tenemos más gracia para sembrar, vamos a seguir sembrando. Porque en algún momento, probablemente en unos 3 segundos, somos nosotras las que necesitaremos algo de gracia.

Finalmente, como VIVE Women, masticamos con la boca cerrada. ¡No tenemos que decir todo lo que pensamos! Lo que a menudo se llama "crítica constructiva" puede ser en realidad celos destructivos ya que la forma más rápida de elevar nuestro estatus es traer abajo a alguien más. La discreción es elegante. La discreción es hermosa. Discreción va a ser esa cosa que el mundo note y diga, “Oh, Dios mío, están disparando flechas a ella y ella tiene toda esta gracia sobre ella. Y ella no está tomando represalias.” Chicas, nosotras somos mejores que cualquier represalia en nuestro corazón. No juegues sucio.

Digo todo esto porque siento que es hora de que empecemos a reajustar nuestros corazones. Tenemos que empezar por desarmarnos de nuestras armas. Si podemos soltar nuestras armas tanto de ofensas como de defensa -armas como la culpa, la auto-ira, la crítica de nosotros mismos y de los demás, el aislamiento, la evasión y la victimización- entonces podremos cumplir las promesas de nuestras vidas juntas. Y el mundo nos conocerá por la forma en que amamos.

Escrituras Adicionales: 1 Pedro 4:8, Efesios 6,  Proverbios 26:20

REFLEXIÓN

  1. ¿Con qué parte del código de VIVE Women luchas más?

  2. ¿Qué paso práctico puedes tomar esta semana para empezar a mostrar amor en situaciones en las que normalmente actuas en ofensa o a la defensiva?

ORACIÓN

Querido Dios,

Te alabamos por darnos gente para correr la carrera de nuestra vida. Ayúdanos a elegir, a diario, a amar a los que nos rodean. Abre nuestros ojos a las formas en que llegamos a la represalia a través de chismes, palabras desagradables o acciones dañinas. En su lugar, ayúdanos a amar a los que nos rodean de la manera en que Tu los amas.

En el nombre de Jesús,
Amén

 
SpanishKeira Smallcombe